Fundamentos para el Tratamiento Osteopático en los Niños

A continuación citaré situaciones de vida que puedan haber provocado un efecto sobre la estructura anatómica del niño, pudiendo esto ser una posible causa de posibles malformaciones, enfermedades, minusvalías y sintomatología del niño que no vive una buena salud. 

 

Siempre recordando que la Osteopatía no mira la patología que es el efecto, sino la estructura anatómica, donde reside la causa de ese efecto.

 

 

EMBARAZO, PARTO Y CONCEPCIÓN donde el niño haya tenido sufrimiento

 

• Dificultades de la mama para quedarse embarazada. 

• Embarazos difíciles, tanto física como emocionalmente. 

• Partos donde el niño pueda haber sufrido por una causa química, física o traumática y emocional.

• Partos muy largos o demasiado cortos. Que pueden haber provocado tensiones en la anatomía del niño.

• Partos donde se haya utilizado químicos: oxitocina, epidural…etc.

• Partos donde el bebé llega mal colocado a la hora del parto, o previamente encajado durante mucho tiempo en una posición.

• Partos donde la fisiología del parto se haya visto impedida. 

• Niños que nacen de nalgas, con fórceps, pinzas, cesárea.

• Partos donde haya habido un padecimiento emocional por parte de la madre. 

Etc. 

 

POSTPARTO E INFANCIA

 

• Traumas como caídas, golpes y traumatismos diversos.

• Intoxicaciones.

• Situaciones emocionales que puedan estar afectando a la vida del niño.

• Malestar emocional en el niño, susceptible a causas que pueden plasmarse en su cuerpo. El malestar emocional del niño puede verse reflejado en su cuerpo y mejorando la respuesta del cuerpo a las emociones podemos ayudar a su estabilidad emocional. 


Sintomatología y patología

Cualquier dificultad, malestar, enfermedad o minusvalía diagnosticada por la ciencia médica puede enfocarse desde el abordaje osteopático. Sabiendo que el osteópata nunca tratará el efecto, sino la anomalía en la estructura que es lo que produce dicho efecto según la mirada osteopática.

 

 https://www.fulcrumosteopatia.com/los-ni%C3%B1os-y-la-osteopatia/c%C3%B3mo-te-ayuda-el-oste%C3%B3pata-en-las-patolog%C3%ADas-enfermedades-y-malestares-de-tu-hijo/

 

¿QUÉ PUEDE TRATAR EL OSTEÓPATA?

 

Puesto que hacer una lista de enfermedades y síntomas podría ser muy extensa, podemos dividir esto en dos bloques principales

 

1. Sintomatología, enfermedad o minusvalía física.

  • Enfermedades y sintomatología que pueda afectar a cualquier sistema corporal: digestivo, respiratorio, inmunitario, nervioso, hormonal…etc. 
  • Alteraciones en el desarrollo motor, sensorial y cognitivo.

 

EL OBJETIVO OSTEOPÁTICO en dichas alteraciones es la de mejorar la circulación sanguínea, nerviosa y energética, sabiendo que este es el fundamento para la mejora de los síntomas. 

 

Ha de quedar claro, que el LÍMITE OSTEOPÁTICO en el tratamiento de las enfermedades es la ESTRUCTURA ANATÓMICA. Por tanto, cuando tenemos delante una minusvalía o limitación anatómica esto condicionará el trabajo osteopático. Nunca podemos esperar algo que la ALTERACION ANATÓMICA no puede cumplir.

 

2. Sintomatología, enfermedad o minusvalía emocional, en el comportamiento y aprendizaje.

 

Este tipo de sintomatología pueden venir también por alteraciones en la estructura anatómica del niño.

 

El comportamiento puede verse alterado por tensiones anatómicas en la estructura anatómica que afectan al estado del sistema nervioso. Y además, dicho comportamiento puede ser el reflejo de situaciones que se ven reflejadas en el cuerpo del niño y que el osteópata puede detectar y liberar.

 

Las DIFICULTADES EN EL APRENDIZAJE puede también ser el efecto de la incapacidad del cuerpo y sus estructuras para llevar a cabo las funciones que se le piden. Alteraciones en la escritura, memoria, comprensión, …etc., pueden ser debidas a que las estructuras del Sistema Nervioso no reciben los nutrientes e informaciones a través de la sangre y los nervios. Es de esta manera que sus funciones y habilidades se ven limitadas. Por ej. Un niño con un mal parto, no tendrá un sistema nervioso igual que otro que nació bien y tranquilo. 

 

Manifestaciones EMOCIONALES pueden manifestarse a través del cuerpo del niño. El osteópata desde el tratamiento del cuerpo y sus tensiones, puede ayudar a mejorar el estado emocional del niño. 

 

El OBJETIVO OSTEOPÁTICO en estas alteraciones emocionales es la de colocar en orden la estructura, y la Vida de dicha estructura, que a menudo refleja, almacena y contiene informaciones emocionales que pueden ser liberadas y de esta manera liberar, restablecer y armonizar la salud emocional del niño.

 

El OSTEÓPATA también sabe que a menudo el NIÑO es el reflejo emocional de lo que ocurre a su alrededor y la familia. Siendo el niño un componente más de dicho conjunto familiar, y que todo lo que rodea al niño puede quedar plasmado en la estructura anatómica viva y consciente del Niño.  El osteópata encuentra aquí un lugar para trabajar, el cuerpo del niño, y sabe que el trabajo del osteópata aquí no es el de tratar el entorno familiar y otros componentes externos, ese no es el trabajo del osteópata que considera que aquí entra el trabajo de otros profesionales. El OBJETIVO DEL OSTEÓPATA ES EL DE TRABAJAR EL INTERIOR DEL CUERPO Y ESTRUCTURA ANATÓMICA. 

 

COMO CONCLUSIÓN DIREMOS: 

 

Que el osteópata no trata enfermedades, sino quita obstáculos a la libre circulación sanguínea, nerviosa y energética. Cuando esto está en orden y equilibrio, la salud es el efecto y consecuencia de ello.

 

El osteópata así, mejorando la estructura y estado del cuerpo, y permitiendo la mejor circulación de las informaciones sanguíneas, nerviosas y energéticas, permite y facilita el trabajo de otros profesionales que trabajan desde fisiología y la función.