EL OSTEÓPATA ME AYUDA MIENTRAS Y DESPUES DE IR AL DENTISTA.

A menudo mientras vamos al dentista podemos sentir molestias no solo en los dientes, sino también en nuestra cabeza, mandíbula...etc., y también en todo nuestro cuerpo. Nos sentimos distintos a antes de ir, pero incluso, un tiempo después de haber recibido tratamiento en nuestros dientes aparecen problemas en nuestra columna, en el sistema hormonal de nuestro cuerpo, y muchos más. 

 

Desde la mirada de un osteópata cuando estamos en el dentista hay dos ESTRUCTURAS ANATÓMICAS PRINCIPALES que se ven repercutidas y que pueden verse alteradas mientras estoy recibiendo tratamiento en mis dientes. 

  1. La DURAMADRE O MEMBRANA CRANEAL que envuelve, y relaciona todos los huesos del cráneo recibe tirones y tensiones que tarde o temprano tendrán una repercusión o efecto que es lo que ahora siento. 
  2. Además, las tracciones y tirones que nuestro cráneo recibe durante el tratamiento odontológico puede en cierto modo repercutir sobre las ARTICULACIONES CRANEALES, pudiendo incluso llegar a SUBLUXARLAS (milimétricamente claro) alterando así la relación mecánica entre ellas y pudiendo repercutir así sobre las estructuras vasculonerviosas de mi cráneo. 

 

Como muchas veces ocurre, la anatomía del cuerpo recibe tensiones mecánicas que gracias a su capacidad de adaptación nos permite seguir adelante, hasta que llega el día en que nuestro cuerpo no puede más, y aparecen efectos y empezamos a notar cosas.

 

LA DURAMADRE ES EL LIGAMENTO O MEMBRANA QUE TAPIZA Y ENVUELVE TODOS LOS HUESOS Y PARES CRANEALES DEL SISTEMA NERVIOSO. Por tanto es comprensible que pueda sentir efectos como: 

  • Me duele la cabeza.
  • Ya no duermo como antes. 
  • Me duele la boca, la cara y la mandíbula. 
  • Tengo molestias en mi espalda. 
  • Alteraciones DIGESTIVAS. 
  • Repercusiones sobre mi CICLO HORMONAL. 
  • Alteraciones y pitidos en mis OÍDOS.
  • Pérdida del equilibrio y mareos.
  • Incluso si es un niño, puede producirle una ESCOLIOSIS y ALTERACIONES EN SU DESARROLLO con el paso del tiempo.
  • ..ETC.

 

 

Además, los tirones mecánicos son recibidos por las articulaciones de mi boca y mi cráneo, y en ocasiones pueden luxarse milimétricamente, pero alterando así sus relaciones mecánicas, y esto está repercutiendo en gran medida sobre la entrada y salida de todos los fluidos sanguíneos y nerviosos en mi cráneo. Y si la sangre no circula equilibradamente produce efectos: 

  • Dolor de cabeza. 
  • Alteraciones hormonales. 
  • Llagas e infecciones bucales. 
  • Sinusitis. 
  • Conjuntivitis e irritaciones en mis ojos. 
  • Perdida o cambios en mi visión. 
  • ...ETC.

 

Todos vasos sanguíneos que circulan entre las articulaciones craneales y entre los distintos agujeros de los huesos craneales se ven alterados, y esto para la Naturaleza siempre tiene un precio, mi síntoma y malestar. 

 

El Osteópata te ayuda porque con sus manos encuentra las tensiones membranosas y las subluxaciones articulares y les da un alivio, siendo así que notas que los síntomas desaparecen, y tu cuerpo vuelve a funcionar en SALUD.