EL DOLOR DE ESPALDA

El dolor de espalda es uno de los síntomas que más afectan a nuestra salud hoy en día, y que más nos impiden disfrutar de la vida. 

 

El dolor de espalda es uno de los síntomas por los cuales la gente hoy en día más acude a ver al osteópata. Pero, ¿por qué? Qué hace que la gente a menudo piense que el osteópata en gran medida soluciona sobretodo el dolor de espalda. 

 

A menudo muchos osteópatas primero fueron fisioterapeutas o masajistas. Y solo algunos pocos médicos o enfermeros, o alguna otra profesión sanitaria. Esto ya en gran medida condiciona que la gente piense que el osteópata solo solucionas problemas de espalda, puesto que muchos fisioterapeutas o masajistas, lo único que harán con la osteopatía será aplicar solo sus técnicas, ampliar su repertorio como fisioterapeutas sin darse cuenta que se han introducido en una medicina que tiene una visión de la enfermedad y la salud propias.

Esto hoy en día es uno de los principales problemas con los que nos encontramos hoy en día los osteópatas. Consecuencia de ello la gente acude al osteópata pensando que le duele la espalda porque tiene una contractura y necesita un masaje o un crujido, o simplemente que le "coloquen la espalda al sitio".

 

Es decir, no acude al osteópata, acude al fisioterapeuta que además aprendió técnicas de osteopatía, amplió su repertorio y ahora sabe colocar la espalda al sitio. Nada más lejos de la realidad de lo que hace un osteópata. 

 

Entonces si un osteópata "no coloca la espalda al sitio ni da masajes", ¿Qué hace con el dolor de espalda? 

¿Cuál es la causa del dolor de espalda para el osteópata?

Partamos de la premisa que el dolor de espalda es un síntoma o enfermedad que se manifiesta en un Ser humano. 

 

El osteópata concibe la salud como Movimiento, si el movimiento está obstaculizado es esta la causa del dolor de espalda. ¿Pero a qué tipo de movimiento nos referimos cuando hablamos del dolor de espalda?

 

  1. La falta de movimiento puede manifestarse a nivel de cualquier estructura anatómica de nuestro cuerpo; sea un órgano, un tejido, las células, átomos, un sistema, músculos, fascias... cualquier estructura viva impedida en su movilidad natural puede estar provocando ese dolor de espalda que tanto nos hace sufrir.
  2. Por tanto, el osteópata que sabe esto, aunque nos duela la espalda, no solo se centrará en nuestros músculos y vértebras, puesto que sabe que éstos tienen una relación con el resto de sistemas del cuerpo humano; sea el sistema digestivo, el nervioso, el hormonal, respiratorio...etc. Todos los sistemas del cuerpo humano se repercuten y se relacionan entre sí. Por ello, el dolor de la espalda no solo puede venir de nuestra espalda, sino puede ser la manifestación que hay otro sistema en nuestro cuerpo está alterado. Por ej. nos puede doler la columna lumbar porque hace días que no nos viene la menstruación o porque llevamos estreñidos un tiempo. El objetivo del osteópata en este momento es el de encontrar qué zonas, estructuras o sistemas de nuestro cuerpo están en dificultad de movimiento y que repercuten en nuestro dolor de espalda. 
  3. El osteópata también sabe, que todas estas estructuras y sistemas del cuerpo estan "vivas" y como tal experimentan lo que ocurre en nuestro día a día.
  • Es por ello que sucesos, vivencias o procesos emocionales pueden estar repercutiendo sobre nuestro dolor. 
  • También sabe que la bioquímica de nuestro cuerpo es importante. Por tanto, la alimentación, las vacunaciones y las medicaciones o otras sustancias bioquímicas mal administradas son a menudo causa de dolor y malestar en nuestro cuerpo, y el dolor de espalda no escapa de ello. 
  • Y finalmente, sabe que nuestro dolor, esté donde esté puede ser el reflejo de un malestar espiritual o personal. La espiritualidad respercute sobre nuestro cuerpo, sea el sistema que sea. 

 

Sabiendo todo esto, ahora entendemos cómo entiende y trata la enfermedad y el dolor de espalda un osteópata. Ahora entendemos que aunque nos duela "ahi" o "aquí", no tenga que estar centrado todo el tiempo  "ahi" masajeando, estirando o haciendo técnicas concretas donde nos duele, puesto que nuestro cuerpo es un sistema que se relaciona entre sí, sea al nivel que sea; corporal, mental, bioquímico o espiritual. 

No existen recetas ni soluciones, existen personas

Es en base a todo esto, que podemos entender que a diferencia de la medicina a la que estamos acostumbrados, es decir, la que asocia los síntomas con estadísticas y con soluciones. Ahora entramos en otra forma de entender las cosas. Ahora existen enfermedades y personas, cada una con su propia historia individual. Ahora ya no existen tantas sesiones para solucionar un dolor de espalda, sino que existe una persona que está frente a nosotros con un dolor y cuya solución está en su estructura corporal, en su interior. 

 

Ahora, frente a un dolor de espalda, nos vamos a centrar en quitar los obstáculos que impiden que la sangre y los nervios impidan las funciones de nuestro cuerpo. Puesto que este obstáculo o impedimento es la fuente y la causa de todo nuestro dolor de espalda.

 

Por tanto, y ya para terminar.

 

Acudamos como personas que tenemos un dolor al osteópata, y no como una enfermedad o síntoma que debe ser tratada siempre igual, tengamos a quien tengamos delante. 


FRANKI ROCHER 

OSTEOPATA D.O

TEL. 695 156 004